RADIOGRAFÍA DE LAS TUEs (II)

El ciclismo español y el asma encabezan las autorizaciones de sustancias dopantes

El 30,5% de todas las Autorizaciones de Uso Terapéutico concedidas desde 2008 por la Agencia Española Antidopaje pertenecen a esta federación.

Los deportistas españoles que se medican como Simone Biles

Descarga los datos

Antonio Delgado

13 de noviembre de 2016

El análisis de todas las Autorizaciones de Uso Terapéutico (TUEs, en inglés) concedidas entre 2008 y 2015 por la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) aportan dos datos muy significativos: el 30,5% de ellas pertenece a la Federación de Ciclismo y casi el 50% lo son para tratamientos relacionados con enfermedades pulmonares como el asma. El efecto principal de estos últimos consiste en su capacidad para mejorar el flujo de oxígeno en sangre y con ello el rendimiento.

Al ciclismo le siguen en número de TUEs las federaciones de fútbol (12%), Baloncesto (7%) y Atletismo (6,5%).

Las TUEs permiten a los deportistas profesionales el uso de forma temporal de sustancias y métodos prohibidos para la práctica deportiva, según una lista que hace pública de forma anual la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, en inglés).

Estas autorizaciones están pensadas para deportistas que podrían experimentar problemas de salud significativos si no tomaran la sustancia prohibida y siempre que no exista otra alternativa terapéutica razonable. En ningún caso el uso de estas sustancias de forma autorizada se puede considerar dopaje.

El 42,5% de todas las TUEs concedidas en ese periodo de tiempo lo fueron en el año 2009. En números absolutos, ese año se autorizaron 1.165 TUEs de un total de 2.735 a cerca de 50 federaciones deportivas. Desde ese año, el número de TUEs concedidas ha ido descendiendo hasta situarse en el periodo 2013-2015 en unas doscientas anuales.

Esta información ha sido obtenida por DATADISTA a través de varias peticiones de información pública. La información remitida está anonimizada para que no se pueda identificar a los solicitantes aunque permite obtener una radiografía del uso de las TUEs en este periodo de tiempo.

El tratamiento que acumula un mayor número de TUEs concedidas entre 2008 y 2015 son los beta 2 agonistas con el 40% del total. Le siguen el grupo de sustancias de los glucocorticoesteroides (20%), los corticoesteroides (16%), estimulantes (8%), hormonas (5%) y diuréticos (2%).

LOS MEDICAMENTOS CONTRA EL ASMA

Si hay una dolencia que destaca por el número de deportistas que la padecen en función del uso de sustancias solicitado es el asma. El 48% de todas las TUEs aprobadas desde 2008 lo son para tratamientos relacionados con enfermedades pulmonares como el asma mediante beta 2 agonistas, corticoesteroides y glucocorticoesteroides administrados con inhaladores o aerosoles.

Los tratamientos basados en estos tres grupos de sustancias contra el asma tuvieron una gran cantidad de autorizaciones concedidas en el año 2009. El 52% de todas las TUEs aprobadas ese año lo fueron solo para el uso terapéutico con beta 2 agonistas.

Este aumento de autorizaciones para los tratamientos de asma en 2009 coincide con un cambio normativo que acabó ese año con las Autorizaciones de Uso Terapéutico Abreviada (AUTa). Es un tipo de autorización indicada para los beta 2 agonistas en inhalación y los glucocorticoides en inhalación, inyección local o intraarticular. Con este procedimiento, la autorización era efectiva desde el momento de su recepción mediante una notificación médica que incluyese la sustancia, frecuencia de uso, vía de administración y duración. Por el contrario, el procedimiento estándar requería una autorización previa para empezar a utilizarla. El cambio legislativo también acordó que todas las AUTa que estuvieran vigentes con anterioridad caducaran a fecha de 31 de diciembre de 2009.

Este tipo de sustancias dopantes son medicamentos que abren los bronquios y permiten mejorar el flujo de oxígeno en sangre. De esta manera permite aumentar la capacidad pulmonar y mejorar la resistencia al esfuerzo. Los beta 2 agonistas más utilizados para este cometido son el formoterol, la terbutalina y el salbutamol.

El uso no terapéutico de estos medicamentos broncodilatadores está prohibido porque sirven para abrir los bronquios y facilitar la respiración. En grandes dosis pueden utilizarse para aumentar la capacidad pulmonar y la resistencia al esfuerzo. Su abuso produce temblores y palpitaciones, dolores de cabeza, calambres musculares y taquicardia. Alguno de ellos incluso puede producir efectos anabolizantes como es el caso del salbutamol cuando se utiliza en dosis muy superiores a las terapéuticas.

Los TUEa concedidos desde España a punto estuvieron de hacer perder a Oscar Pereiro el Tour de Francia de 2006. El 18 de enero de 2007, el diario Le Monde publicó que la Agencia Francesa de lucha contra el dopaje estaba investigando al ciclista español Oscar Pereiro por dar positivo en varias etapas del Tour de Francia de 2006 por consumo de salbutamol. Pereiro fue proclamado vencedor de ese Tour por la desclasificación por dopaje por testosterona de Floyd Landis. Oscar Pereiro contaba con una TUE para el uso de dicha sustancia, pero la agencia antidopaje francesa consideraba que no estaba lo suficientemente acreditada. Unos días más tarde, el 25 de enero, la agencia cerró la investigación al proporcionar Pereiro una justificación médica más completa.

La Federación de Ciclismo encabeza la lista de todas las federaciones con TUEs para el uso de beta 2 agonistas con el 30% del total de todas las concedidas desde 2008. Le siguen las federaciones de Fútbol (16%), Baloncesto (14%) y Atletismo (7%).

Jordán Santos, doctor en fisiología e investigador de la Universidad del País Vasco en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, afirma a DATADISTA que el ciclismo es un deporte con un mayor control antidoping, por tanto es proclive a utilizar un mayor número de autorizaciones.

En el caso de la natación, las TUEs para los tratamientos contra el asma mediante beta 2 agonistas y cortiesteroides son minoritarias (62 desde 2008), aunque la medallista olímpica española Mireia Belmonte cuenta con una, tal y como revelaron los documentos publicados por el grupo de ciberdelincuentes Fancy Bears en su página web.

HORMONAS Y DIURÉTICOS

De las 141 TUEs aceptadas por la Agencia Española Antidopaje, el 66% autoriza el uso de insulina. Esta hormona utilizada en el tratamiento de la diabetes también está asociada al dopaje ya que permite aumentar la masa muscular. Entre todas las federaciones destaca el fútbol. 14 de las 94 TUEs por insulina pertenecen a este deporte.

La eritropoyetina o EPO es una de las hormonas más conocidas por la cantidad de casos de dopaje asociados a su ingesta que han salido a la luz en los últimos años. Esta sustancia también aparece en tres ocasiones entre las TUEs autorizadas por la Agencia Española Antidopaje. Una asociada a un deporte con discapacidad por un espacio cercano a los cuatro años y dos asociadas al fútbol en 2014 con un periodo medio de unos tres meses.

La EPO se utiliza como tratamiento terapéutico para tratar anemias graves, insuficiencias renales o tumores. Su utilidad consiste en aumentar el número de glóbulos rojos en sangre. Como método de dopaje, la EPO permite a los deportistas mejorar su rendimiento y retrasar la aparición de la fatiga debido a que los músculos pueden recibir más oxígeno en la sangre. Uno de los principales riesgos del uso de la EPO es el de sufrir un infarto.

AUTORIZACIONES RETROACTIVAS

No todas las TUEs pedidas por los deportistas son concedidas, aunque la mayoría de ellas obtiene el visto bueno de las autoridades. Entre 2008 y 2015, el 67% de las TUEs tuvieron luz verde. De estas, el 16% lo fue con carácter retroactivo.

Este tipo de licencias retroactivas se piden cuando un deportista necesita tomar un medicamento de urgencia debido a un accidente o lesión grave y no puede esperar la resolución de la Agencia. En esta situación el deportista o su representante tiene 10 días hábiles desde la toma de la sustancia para comunicar esta situación a la Agencia y pedir la correspondiente Autorización.

Entre 2008 y 2012, todas las autorizaciones pedidas con carácter retroactivo fueron concedidas. En el año 2013 aparece la primera TUE retroactiva rechazada. Hasta finales de 2015, sólo 8 autorizaciones pedidas con carácter retroactivo no fueron concedidas.

MAYOR TRANSPARENCIA EN LAS TUEs

La información médica enviada por los deportistas para pedir las autorizaciones es tratada como confidencial. La publicación no autorizada de las TUEs de deportistas que compitieron en los JJOO de Río 2016 por parte del grupo Fancy Bears ha abierto de nuevo el debate sobre la poca transparencia que la Agencia Mundial Antideporte realiza sobre estas autorizaciones.

Jordán Santos considera que ”aunque la transparencia es importante para ver si los deportistas realmente necesitan una TUE, es un arma de doble filo” ya que afecta a la privacidad de los deportistas. Jordán Santos pone el ejemplo de una atleta olímpica que se conoció que recibía un tratamiento que bloquea la testosterona, por tanto se supo que era intersexual. De forma anonimizada puede servir para analizar la evolución en el tiempo de estas autorizaciones.

DATADISTA pone a disposición de sus lectores la base de datos de la información remitida anonimizada a través del Portal de Transparencia con fines históricos, estadísticos o científicos tal y como recoge la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter personal en su artículo 4.2.

Foto apertura: Ismael Alonso.


Los deportistas españoles que se medican como Simone Biles

Toman el mismo derivado de las anfetaminas utilizado contra el déficit de atención gracias a centenares de autorizaciones de la Agencia Antidopaje.



Descarga la base de datos completa

DATADISTA pone a disposición de sus lectores la base de datos de la información recibida a través del Portal de Transparencia con fines históricos, estadísticos o científicos.