RADIOGRAFÍA DE LAS TUEs (III)

Déficit de Atención: El doping autorizado gana terreno entre los deportistas españoles

Los deportistas pueden tener acceso a anfetaminas y sus derivados con diagnósticos y pruebas que no son concluyentes

Antonio Delgado

2 de abril de 2017

El uso en el deporte de medicamentos para tratar el Trastorno por Déficit de Atención (TDAH), como los utilizados por la gimnasta estadounidense Simone Biles, gana terreno en España. En 2016, según los últimos datos obtenidos por DATADISTA y por primera vez en la serie, estas sustancias estimulantes se colocaron en primer lugar dentro de las autorizaciones concedidas por la Agencia Española para la protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) para el uso terapéutico de sustancias consideradas dopaje. El diagnóstico del TDAH concentró el 21% de todas las autorizaciones, frente al 14,35% de 2015, superando a las peticiones para el uso de medicamentos para el tratamiento del asma, que se ha ido extendiendo en la última década especialmente en el ámbito del ciclismo.

DATADISTA ha analizado todas las TUEs aprobadas por la Agencia Española en 2016 y obtenidas a través de una petición de información. Este análisis completa el realizado el año pasado con todas las TUEs pedidas entre los años 2008 y 2015. DATADISTA hace pública esta nueva base de datos en formato accesible y reutilizable.

En 2009, hubo un aumento de las autorizaciones de las sustancias contra el asma coincidiendo con un cambio normativo que acabó ese año con las denominadas Autorizaciones de Uso Terapéutico Abreviadas (AUTa), con las que no era necesario esperar al visto bueno de la Agencia para iniciar el tratamiento. El cambio normativo acordó cancelar todas las AUTa vigentes y que tuvieran que volver a pedirse por el procedimiento estándar actual. Este hecho disparó las peticiones de autorización para el tratamiento del asma que eran las que se beneficiaban de este trámite abreviado. Desde 2010, el peso de las TUEs concedidas cada año para combatir dicha dolencia ha ido bajando mientras han aumentado ligeramente las autorizaciones de sustancias dopantes para el TDAH, afianzándose su uso en el deporte español.

En este gráfico puedes ver la evolución de las autorizaciones aceptadas para dos de las principales sustancias utilizadas en la actualidad e indicadas para combatir el Asma (Terbutalina) y el TDAH (Metilfenidato):

El TDAH, que no fue reconocida como enfermedad hasta 1994, es un trastorno de la conducta que provoca un exceso de impulsividad, energía física y distracción de los pacientes. Aunque afecta principalmente a niños, en los últimos años el diagnóstico en adultos está creciendo de manera exponencial.

El tratamiento para paliar los efectos del TDAH es mediante la administración de estimulantes. Concretamente de anfetaminas y derivados como el Metilfenidato, una sustancia dopante que es utilizada desde hace más de treinta años por deportistas y trabajadores para mejorar la concentración y el rendimiento.

Jordán Santos, doctor en fisiología e investigador de la Universidad del País Vasco en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte explica a DATADISTA que "el Metilfenidato tiene estructura de anfetamina, pero no es una anfetamina en sí, es un fármaco de tipo estimulante, que favorece la concentración y demás. Es bastante común su uso en Estados Unidos, pero veo que también lo es en España."

El problema es que no existe ninguna prueba específica que sirva para diagnosticar el TDAH. No hay ningún tipo de marcador cerebral que permita realizar un diagnóstico fidedigno y seguro. Los especialistas realizan un test en base a preguntas (PDF) que sirven de ayuda para el diagnóstico, pero no son pruebas concluyentes.

¿Con qué frecuencia agita o retuerce las manos o los pies cuando tiene que permanecer sentado por mucho tiempo? ¿Cuando estás en una conversación, con cuánta frecuencia te descubres terminando las oraciones de la gente que está hablando, antes de que ellos terminen? ¿Con cuánta frecuencia tienes dificultad para esperar tu turno en situaciones en que debes de hacerlo? Estas preguntas, que parecen describir el comportamiento de cualquier tertuliano de televisión, forman parte del informe en base a preguntas que los clínicos realizan a los pacientes para ayudarles a confirmar si tienen los síntomas del Trastorno de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Marino Pérez Álvarez, psicólogo clínico y catedrático de Psicología de la personalidad, evaluación y tratamiento psicológicos de la Universidad de Oviedo y coautor del Libro "Volviendo a la normalidad. La Invención del TDAH y del Trastorno bipolar infantil", considera que la entidad clínica del TDAH no es sostenible. "No tiene ninguna otra manera de establecer el diagnóstico que por lo que el paciente reporte y el clínico pregunte y se refieren a conductas enteramente cotidianas y normales. En el caso de los adultos, que estamos ocupados en diferentes actividades, que nos falta tiempo. que nos distraemos a menudo porque tenemos que atender a distintas cosas, el diagnóstico es facilísimo de aplicar".

En la práctica, cualquier persona que exagere en un cuestionario con un especialista los síntomas de TDAH puede puntuar y podría tener acceso a la medicación basada en estimulantes.

Marino Pérez explica a DATADISTA que "hay que distinguir dos conceptos: la fiabilidad y la validez. Con la fiabilidad, distintos clínicos puede coincidir en dar el diagnóstico a una persona, porque una persona ha ofrecido los mal llamados síntomas por los que se define ese diagnóstico. Es la fiabilidad asociada a la coincidencia. La otra es la validez. La validez en el sentido que ese diagnóstico pueda diferenciar lo que es normal de lo patológico, lo que es un trastorno de otra cosa, que tenga validez para predecir cómo va a ser el curso futuro de esa persona y validez también en el sentido conceptual de algo que tenga entidad. El diagnóstico del TDAH puede tener fiabilidad pero lo que no tiene es validez".

En el caso de los deportistas profesionales que necesitan tomar una sustancia prohibida, tienen que solicitar una Autorización de Uso Terapéutico (TUE, en inglés) con una historia clínica y una declaración de un médico cualificado.

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, en inglés) es la encargada de publicar de forma anual una lista de sustancias y métodos prohibidos para la práctica deportiva profesional. En España tiene validez oficial a través de su publicación en el BOE.

El caso más destacado de deportista con TDAH que utiliza una TUE es el de la gimnasta estadounidense Simone Biles, ganadora de cuatro medallas de oro y un bronce en los JJOO de Río de Janeiro 2016. Su caso fue conocido en septiembre del año pasado después de un acceso no autorizado a la base de datos de la Agencia Mundial Antidopaje.

Las autorizaciones para tomar este tipo de estimulantes suelen ser a largo plazo. Según las recomendaciones de la Agencia Mundial Antidopaje (PDF), las TUEs por TDAH pueden ser aprobadas hasta por cuatro años a la vez, una vez estabilizado el tratamiento del paciente.

Marino Pérez destaca que la misma definición de dopaje de la RAE coincide exactamente con la medicación por estimulantes: "Administrar fármacos o sustancias estimulantes para potenciar artificialmente el rendimiento del organismo, a veces con peligro para la salud".

A pesar de tener un diagnóstico tan difuso, si un médico especializado lo prescribe a un deportista, es complicado negar una autorización. El problema con la sustancias dopantes, explica Jordán Santos es que "si un médico te las receta puedes tener derecho a tomarlas."

Entre 2008 y 2015, solo el 6,5% de todas las TUEs que se han solicitado para sustancias orientadas a tratar el TDAH se han desestimado. Es un dato muy bajo comparado con el resto. En ese mismo periodo se pidieron en total 4.427 autorizaciones para tomar sustancias dopantes y la Agencia Española Antidopaje rechazó el 39% de ellas.

Foto apertura: Kurt Faler.


Los deportistas españoles que se medican como Simone Biles

Toman el mismo derivado de las anfetaminas utilizado contra el déficit de atención gracias a centenares de autorizaciones de la Agencia Antidopaje.

El ciclismo español y el asma encabezan las autorizaciones de sustancias dopantes

El 30,5% de todas las Autorizaciones de Uso Terapéutico concedidas desde 2008 pertenecen a esta federación.



Descarga la base de datos completa

DATADISTA pone a disposición de sus lectores la base de datos de la información recibida a través del Portal de Transparencia con fines históricos, estadísticos o científicos.